TipscuidarplantasIIdetail
15-02-2019

Los mejores tips para cuidar tus plantas Parte II

Retomando la nota anterior daremos continuidad a los pasos que se deben tener en cuenta para darle un cuidado optimo a las plantas, es importante resaltar que adicional de todos estos pequeños tips, las plantas que vayan en maceta o cantero tienen diferente comportamiento a las que van directamente en tierra, por el simple hecho de que no tienen como tomar directamente los nutrientes que requieren, se resalta dicho punto para que las personas que decidan tener plantas de esas dos forman, tengan claro que deben cada cierto tiempo ayudar aportando nutrientes y renovando el sustrato para darles mejores condiciones de desarrollo a las plantas. Por otra parte es indispensable destacar que el crecimiento de las plantas en macetas o canteros dependerá mucho de la capacidad del mismo, ya que no es la misma cuando van a tierra directamente.

A continuación daremos con detalle los tips restantes de cómo cuidar las plantas:

1.- El riego en las plantas es importante que se haga en la mañana y explicamos el motivo, se debe tener presente que las plantas requieren de agua y luz para poder realizar un proceso llamado fotosíntesis, el cual le permite generar su alimento, debido a que son seres autótrofos y se autoabastecen solas tomando del entorno lo que necesitan, por lo antes expuesto es la razón del porqué se debe dar riego en la mañana y no en la noche como muchos acostumbran. Adicional el regar en el día genera beneficios evitando elevar la humedad en el ambiente, es bien sabido por todos que en Buenos Aires la humedad en las noches tiende a ser alta y por ende genera un ambiente apto para plagas como pulgón, cochinilla, hongos, entre otros.  

2.- Tomando en cuenta que cada planta requiere diferentes condiciones para su desarrollo, el riego es importante, por ello se debe regar con prevención y más cuando va en maceta o cantero, en su mayoría a las plantas debe darse un riego moderado para no causar daño en las raíces, sin embargo, es ideal resaltar que todo ello depende mucho del ambiente donde se encuentre ya que son factores externos que muchas veces no se pueden controlar. Pero acá algunas recomendaciones para saber cuándo puedes darle riego a tus plantas. Las plantas de interior no requieren de riegos continuos, varía de acuerdo a la estación del año que este, son plantas que se deben regar una o dos veces por semana, es decir prolongado, para tener seguridad se puede aplicar una pequeña técnica y es la de tomar un palito de broche o madera y colocar en la maceta lo más profundo por el borde de la maceta y se mide la humedad del sustrato, sí el palo de madera sale seco se aplica el riego correspondiente, pero sí por el contrario sale con tierra pegada y húmeda, como cuando se prueba la cocción de un budín con un cuchillo y el mismo sale con mezcla cruda, es indicativo de que aún no requiere riego y con ello puedes ir midiendo la frecuencia con la que se debe regar. Ahora bien en las plantas de exterior el riego es más frecuente, casi que diario, de igual forma depende del clima y sus cambios, pero se puede aplicar lo mismo del palito broche o de madera para saber en qué momento regar, les aclaramos que esto es más que todo para las plantas que van en macetas o canteros.

3.- Otro punto importante para tener una planta bien cuidada, es conocer de acuerdo a su especie, sí requiere poda ya que una vez por año y en el tiempo correcto es necesario dar una poda para que la planta se ponga linda, es necesario conocer sí la planta precisa poda.

4.- Y por último, pero no menos importante es ayudar con algún fertilizante para aportar los nutrientes que puedan faltarle, más que todo para las que van en maceta o cantero, sobre todo las que van en maceta que el sustrato pierde nutriente por lavado (por riego) y lo que absorbe la planta.


Y con lo antes descrito; culminamos los mejores tips que se deben tener en cuenta para darle a las plantas los cuidados necesarios, no conforme con esto deben recordar que las plantas son seres vivos que se adaptan y estresan;  y muchas veces el espacio que le demos no les gusta y no se desarrollan bien, así que muy atentos a su comportamiento mientras están en el lugar que decidan colocarlas.